Cargando Información. Espere...

SOBRE LA RUTA CULTURA REAL DE PLOMO POBRE

Introducción

La Ruta Cultural Real de Plomo Pobre contempla 50 sitios de interés: talleres artesanales de cera escamada, telar de cintura, bordado tradicional, ixtle, herrería y hornos de cal donde podrás experimentar con los materiales, conocer las técnicas tradicionales y dialogar con los maestros artesanos. ¡Será una experiencia inolvidable!

La ruta contempla para tu visita, extraordinarios monumentos arquitectónicos que datan desde el siglo XVI, como el templo y convento de San Miguel Arcángel, en Ixmiquilpan, donde pondrás a prueba tu imaginación con la pintura mural, la talla de cantera de la fachada y su monumental campanario; puentes coloniales como el de La Otra Banda; capillas, iglesias y parroquias con bóvedas de cañón, retablos barrocos e imaginería religiosa con cristos de caña y haciendas como la de Santa Rosa de Lima en la Florida, o la fundidora de Ferrería en Nicolás Flores. En los lienzos, muros y canteras podrás entrever la mano indígena plasmada en las cruces atriales y en sus prácticas y festividades religiosas. Cada uno de estos monumentos ha marcado la fisonomía del Valle del Mezquital, dejando tras de sí, una herencia arquitectónica, documental, histórica y cultural.

Pero si has destinado tu tiempo, y gustas disfrutar de la naturaleza, la Ruta Cultural Real de Plomo Pobre incluye la invitación para combinar el itinerario de lugares patrimoniales y arquitectónicos con los maravillosos atractivos naturales, poniendo a tu disposición los prismas basálticos de los libros en El Arenalito, los paisajes y el verdor de los centros ecoturísticos de El Santuario y La Florida en Cardonal. Será un placer para tus ojos extasiarte con los olivares de Xido Hai en la comunidad de El Olivo.

Podrás participar de las festividades del 3 de mayo, subiendo al cerro de La Santa Cruz en El Maye para hacer tus peticiones de lluvia o ya de plano asistir el 12 de diciembre al Santuario de la Virgen de Guadalupe de Ferrería para cumplir alguna manda. Todas ellas son prácticas en riesgo de nuestro patrimonio cultural.

Después de haber recorrido quinientos años de historia, a través de sus monumentos, talleres artesanales y paisajes naturales, te invitamos a degustar los ricos y suculentos platillos que la cocina tradicional de Ixmiquilpan, Cardonal y Nicolás Flores te ofrecen: pescados a la hierba en hoja de maíz, alberjones de olla, tlacoyos, escamoles, quesos artesanales, conejo en adobo, miel de maguey y la exquisita barbacoa; en el fogón, el horno y el comal está el origen sedentario de nuestros pueblos, por ello esta Ruta Cultural Real de Plomo Pobre ofrece una experiencia singular e inolvidable al visitante que se acerque y recorra sus sitios imperdibles y patrimoniales.



Del nombre de la Ruta

Desde antes de la llegada de los españoles a territorio mexicano, las culturas precolombinas practicaban la minería; extraían el oro y la plata para elaborar finas piezas para ornamentar sus tocados, pectorales, brazaletes y ofrendas para sus deidades. Sin embargo, no fue sino hasta la llegada de los españoles cuando la práctica y explotación de los preciados metales se generalizó por todo el territorio.

En 1532, después de casi una década de la conquista, fue cuando iniciaron los primeros trabajos, en el que sería el primer distrito minero, que abarcó los Reales de Texcoco y Sultepec. Les llamaron Reales, a esos sitios, en razón de que todo lugar donde se descubría mineral a explotar, era decretado de inmediato jurisdicción de la corona “Real”, la que tenía la facultad de entregar en concesión a particulares, la explotación de las minas, bajo el compromiso de ceder la vigésima parte de la producción a la corona.

Después de haber establecido el primer distrito minero, soldados de Hernán Cortés y primeros colonos, continuaron explorando nuevos yacimientos, pues en la crónica de don Alberto de Velasco señala que “Don Alonso de Villaseca, llegó en 1545 al mineral de plomo pobre y, que después de fundar Cardonal, fundaría ocho haciendas mineras más”. Alonso de Villaseca empezó a trabajar la mina de San José que fue la primera que se explotó y que en un principio se llamó el pueblo del Real del plomo pobre a causa de la pobreza de su plata y la riqueza de su plomo. Las minas de plomo pobre darían fama a don Alonso de Villaseca, por poseer una de las fortunas más grandes de aquella época.

Al recorrer los municipios de Nicolás Flores y Cardonal nos encontramos con algunos vestigios de lo que fueron los hornos de fundición y socavones de donde extraían el plomo. Las construcciones religiosas, por sus retablos bañados en chapa de oro, demuestran el buen gusto y la gran riqueza que hubo en aquella época. Además, las prácticas festivas, el cambio de mayordomía, la ejecución del minueto y la tradición de la fragua, combinadas con los oficios tradicionales del ixtle, la palma y el telar de cintura, nos demuestran que la población de esta región, mantiene arraigado un carácter histórico y cultural, muy fuerte.

Con la denominación a esta Ruta Cultural como Real de Plomo Pobre, la Secretaría de Cultura, pretende, por un lado, reivindicar el pasado histórico de nuestros pueblos, y por el otro, reconocer las manifestaciones culturales, como patrimonio cultural, susceptible para impulsar el desarrollo social y económico de la región, asimismo como mecanismo para fortalecer la identidad y arraigo hacia el origen.



Sobre los municipios que la integran

Ixmiquilpan

Lugar de los quelites con hojas en forma de pedernal, conocido como el corazón del Valle del Mezquital. Habitado por otomíes desde la época prehispánica y fundada por españoles en 1550.

Fundada a riberas del río Tula, posee una gran riqueza arquitectónica, histórica, económica y cultural, destacando su convento agustino, murales y arte indo cristiano, puente colonial, capillas barrocas, documentos y códices coloniales, artesanías de cera, carrizo, telar de cintura, incrustación de concha de abulón y una rica tradición gastronómica y costumbres que emanan de su pasado histórico y que significan hoy una oportunidad para conocer y disfrutar.

Ixmiquilpan representa una alternativa fresca y diferente para interesados en conocer, investigar y disfrutar de la gran riqueza cultural que ofrece Hidalgo y México al mundo, como patrimonio de la humanidad.



Cardonal

Conocido antiguamente como real de minas de plomo pobre. Fascinante y revelador resultará para quien se aventure por sus caminos y veredas y descubra el uso del malacate volador para hilar el ixtle, la fragua para forjar utensilios de labranza, el arte en el bordado tradicional, la elaboración de la miel de maguey; pero más sorprendente será cuando se asomen al cráter del volcán en La Florida y a los prismas basálticos de los libros. No obstante, Cardonal es más que eso: en su iglesia podrás admirar la capilla abierta, el campanario y la cruz atrial, sin dejar de lado en Mapethé, el Santuario de prodigios con su imponente cruz atrial, retablos dorados, órgano barroco y su tumulto.

Para quien gusta de las fiestas patronales, puede visitar el quinto viernes de cuaresma, la celebración al señor de Mapethé, donde vibrarán con la música, la cohetería y la algarabía de los feligreses.



Nicolás Flores

El municipio de Nicolás Flores lleva el nombre del precursor revolucionario nacido en Pisaflores Hidalgo, en 1873. Fungió como jefe del movimiento revolucionario de la Sierra de Jacala, posteriormente como general de brigada de tropas y fue Gobernador Constitucional del Estado de 1917 a 1921. El nombre del municipio fue dado en su honor.

El municipio destaca por sus fiestas religiosas, de las que sobresale la de la imagen de la Virgen de Ferrería y la Virgen de Nuestra Señora de la Candelaria.

Así mismo, en localidades como El Dothú y el barrio de la Santa Cruz, los artesanos son reconocidos por su trabajo elaborado con fibras vegetales, como el ixtle y la lechuguilla, sin olvidar las prendas confeccionadas en telar de cintura que representan la gran herencia cultural a través del bordado.



Enlaces Bibliografía
  • Lorenzo Monterrubio; Antonio (2006) El retablo pintado en la iglesia del Carmen, Ixmiquilpan, Hidalgo. Boletín de monumentos históricos, tercera época, no 8
  • Olguín, Enriqueta M., 2008: "El Señor del Buen Viaje, devoción Crística, Compra de la Tierra y una Ruta de Intercambio en el Mezquital Serrano", en Estudios Regionales. La Propiedad de la Tierra en la Conformación Regional. Pasado y Presente.
  • Escorza Rodríguez Daniel y Eladio Vera Trejo (2014), Los colores de nuestra historia, el mural del Centro de las Artes, Pachuca Hidalgo, Consejo Estatal para la Cultura y las Artes de Hidalgo, Pachuca.
  • Lorenzo Monterrubio Carmen (2004) El mural de la Escuela de Artes del Estado de Hidalgo, en Presencia de Hidalgo en museos de Europa y América, México, Gobierno del Estado de Hidalgo, Pachuca.
  • Daniel Guzmán Vargas; Evaristo Luvián Torres; Enrique Rivas Paniagua(2004) Mapethé: Santuario de prodigios. Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo.
  • Consuelo Cortez; Arreola (2012) Las Mendoza: familia de artistas, Consejo Estatal para la Cultura y las Artes de Hidalgo.
  • Esparza, Liberal María José, Fernández, De García Lascurain Isabel (1994) La cera en México: arte e historia. Fomento Cultural Banamex, México
  • Yturbide, Castelló Teresa (1974) El arte de la cera en México. Ediciones Comermex
  • Vergara Hernández; Arturo (2008) El infierno en la pintura mural agustina del siglo XVI Actopan y Xoxoteco en el Estado de Hidalgo; UNAM.
  • López, González; Jorge (2005) Las pinturas murales de Ixmiquilpan en revistas del Humanismo español e iberoamericano
  • Vergara Hernández; Arturo (2010) Las pinturas del templo de Ixmiquilpan ¿Evangelización, reivindicación indígena o propaganda de guerra? UNAM.
  • Rodríguez Escamilla; Eddy (2010) Ixmiquilpan; Espacios y expresiones plásticas de su convento, a 460 años de su fundación (1550 - 2010)

Teléfonos de emergencia

Presidencias Municipales
  • Ixmiquilpan | 759 723 0624
  • Cardonal | 759 727 0093
  • Nicolás Flores | 759 596 3211
  • Centro Cultural del Valle del Mezquital | 759 723 4408