Cargando Información. Espere...

SOBRE LA RUTA CULTURA DEL FERROCARRIL

Introducción

La Ruta Cultural del Ferrocarril está integrada por sitios del patrimonio cultural material, inmaterial y natural de los municipios de Apan, Almoloya y Emiliano Zapata. En ella encontrarás haciendas que muestran el pasado histórico de la región y descubrir el papel trascendental que tuvieron en el desarrollo económico del estado.

En tu visita podrás conocer la iglesia de Almoloya y admirarte con su impresionante cúpula construida a base de ollas de barro; tendrás también la oportunidad de acercarte a la historia de la industria ferrocarrilera y disfrutar de la gastronomía típica de la región, por supuesto, sin dejar de probar el pulque, bebida representativa de esta zona.

Por último, no olvides visitar los talleres artesanales de telar de pedal, fibras vegetales, elaboración de dulces y conocer las distintas técnicas ancestrales que los maestros artesanos desarrollan día a día.



Del nombre de la Ruta

El ferrocarril vino a revolucionar la vida económica y cultural en la altiplanicie de Hidalgo. Pues una vez tiradas las vías se fueron fundando pueblos y haciendas; Las pasajeros venían de los cuatro rumbos de la república mexicana, atraídos por la bonanza que los campos empezaron a producir; trigo, cebada, ganado mayor y menos, pero sobre todo pulque y aguamiel. Las bestias y los arrieros no se daban abasto para acarrear hacia el puerto de Veracruz y hacia Puebla y la Ciudad de México. Entonces se tiraron durmientes para abrirle paso a las locomotoras que apenas si podían arrastrar su rica y preciada carga.

Una de las principales estaciones del ferrocarril se fundó en Apan, a ella concurrían las carretas y los arrieros de todas partes; entonces se escuchaba el pregón de los vendedores y el bullicio de la gente que iba y venía llevando sus mercancías. Pero el principal objetivo del tendido de las vías férreas fue hacerlas llegar hasta el interior de las haciendas, ahí cargaban los barriles de pulque y la cosecha de trigo y cebada, en muy poco tiempo se levantaron más de 50 haciendas ganaderas, agrícolas y pulqueras que en ese tiempo eran la base de la economía y sustento de la riqueza de México. En torno a las haciendas empezaron a crecer y a fundar los pueblos, uno de ellos fue Emiliano Zapata con su hacienda de Mal País y San Lorenzo, de ellas sólo queda las ruinas, pero en sus viejos muros, corredores, graneros y tinacales se observa el refinado gusto europeo y la opulencia.

Visitar la Ruta del Ferrocarril será como regresar al pasado. ¿Pero quién les dice que este pedazo de altiplano sólo son haciendas? Aun constituido su territorio de llanos, también podemos encontrar ciertas elevaciones montañosas donde quedan zonas naturales de bosque como el Cerro San Pedro y magueyales. Septiembre y octubre son los meses del año cuando los rayos del sol bajan a dorar las espigas del trigo y los maizales. Visitar las haciendas de Chimalpa y de San Juan Ixlimaco será para tu espíritu paz y tranquilidad, pero para tu razón y entendimiento, en cada paso, un preguntarte sobre lo terrenal y lo celestial al mirar una iglesia para el patrón y otra para el peón o sus amplias habitaciones decoradas con muebles de maderas finas, esculturas de mármol y bronce, espejos y ropas de moda de la época. Y vaya que será un gran reto para tu inteligencia cuando te encuentres bajo la bóveda de la Iglesia de Almoloya y quieras explicarte el por qué tantas ollas. Pero ya aprovechando tu estancia por estos bellos lugares visita los talleres artesanales de alfarería, dulces típicos y cotorinas de lana.

A esta hora ya hace un poco de hambre y entonces puedes acercarte a degustar de los ricos y suculentos platillos de la cocina del altiplano: que te parecen, para empezar, unos ricos mixiotes de carnero en el restaurante La Troje o unos tlacoyos de arvejón en el Mercado Municipal. Y pensando que todavía te sobra un poco de tiempo, pues no dejes de visitar el Museo Comunitario de Apan y el Museo Regional, del Centro Cultural de Emiliano Zapata, ahí te encontraras, mediante las piezas arqueológicas, con el pasado prehispánico glorioso.



Sobre los municipios que la integran

Apan

Apan es famoso por sus cultivos de maguey y por las haciendas que se dedicaron a su cultivo y producción de pulque, lo que generó una próspera industria por más de 200 años, misma que fue decayendo en el siglo XX.

En la actualidad muchas de estas construcciones se encuentran en ruinas, otras se dedican a actividades agrícolas y algunas tantas son usadas como casa habitación e incluso son abiertas al público como muestra de la riqueza histórica y cultural de la región.

Otro elemento importante de resaltar es el Ex Convento de la Asunción, construido en el siglo XVI por los frailes Franciscanos, en su misión por evangelizar a los pobladores.



Almoloya

Durante el México Independiente, consumada la Independencia y emitida la primera Constitución del país, Almoloya formó parte del Estado de México, bajo la jurisdicción del distrito de Apan, con el que compartió el desarrollo económico más importante de su historia, pues fue durante este período cuando se intensificó el mercado de los productos agrícolas y ganaderos de la región, principalmente el del pulque, que ya para entonces iniciaba su penetración en las zonas urbanas. Así, se construyen haciendas, ranchos y otras estancias, que ayudarían al mejoramiento económico del municipio. Se dio también la instalación de talleres de alfarería, con lo que aprovecharían el barro de las lagunas al confeccionar diversos utensilios de cocina, actividad que hasta el momento tiene una gran importancia entre los habilitantes del lugar.

Una vez erigido el Estado de Hidalgo en 1869, Almoloya pasó a formar parte de la nueva entidad bajo la jurisdicción del distrito de Apan.



Emiliano Zapata

La construcción del ferrocarril Interoceánico fue uno de los sucesos más importantes para el desarrollo de este municipio, al cual le permitió la comunicación con Veracruz y la Ciudad de México abriendo así mercado a los productos de esa región.

Este municipio ofrece a las personas que lo visitan, su belleza arquitectónica, las haciendas que encierran una gran cantidad de historia, además de sus bellezas naturales a través de paisajes únicos en Hidalgo.



Enlaces Bibliografía
  • Espinoza, R. C. Inventario del archivo histórico municipal de Apan, Hidalgo.
  • Bibliografía: Monografía del Estado de Hidalgo, Instituto Hidalguense de la cultura, tomo I, edición 1993.
  • Bibliografía: Espinoza, R. C. INVENTARIO DEL ARCHIVO HISTÓRICO MUNICIPAL DE APAN, HIDALGO. - Centro Nacional para la Preservación del Patrimonio Cultural
  • Ferrocarrilero-Museo Nacional de los Ferrocarriles Mexicanos, Institución del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes
  • Bibliografía: Monterrubio, A. L. (2007). Las haciendas pulqueras de México (Vol. 35). UNAM.

Teléfonos de emergencia

Presidencias Municipales
  • Apan | 748 912 0781
  • Almoloya | 748 912 1697
  • Emiliano Zapata | 748 915 0179
  • Cruz Roja Mexicana (Delegación Apan) | 748 912 0492