La vida útil de este complejo arquitectónico es una de las que mejor ejemplifica el transcurrir histórico de Pachuca. Al comienzo de su historia, este foro fue parte de los anexos del ex convento de San Francisco. Posteriormente, en 1861, se estableció ahí la Escuela Práctica de Minas y tras ser destinado para diversos usos, durante el periodo revolucionario las tropas de Guarnición lo ocuparon como cuartel y oficinas militares. Hoy, este histórico edificio se encuentra en perfectas condiciones y es el marco ideal para que una gran gama de artistas expongan ahí sus obras. Sin duda el Cuartel del Arte es una de las más bellas galerías, no sólo de Hidalgo, sino de todo el país.