El Centro de las Artes de Hidalgo es un complejo de áreas que ofrece instalaciones y espacios funcionales para llevar a cabo en el ámbito artístico procesos de iniciación, especialización, producción y circulación. Brinda atención de las necesidades regionales, desde una propuesta metodológica orientada a la interdisciplina y la interculturalidad.

Este recinto es un antiguo convento dedicado a San Francisco de Asís, cuya construcción inició en 1596 a manos de la comunidad de frailes franciscanos descalzos, por lo que tiene influencias de la arquitectura franciscana del siglo XV en España.

En 1861, debido a las Leyes de Reforma, los religiosos dejaron de ocupar el convento; a partir de entonces, se le dieron diversos usos: Escuela Práctica de Minas, cuartel general, cárcel general del estado, cárcel municipal y hospital civil.

Actualmente, el Centro de las Artes de Hidalgo forma parte de los hidalguenses, no solamente como un hermoso complejo arquitectónico de concurridas visitas cotidianas, sino que constituye la más importante sede de educación artística inicial en el estado. Sus cursos y talleres contribuyen, también, a la especialización artística que demanda la población hidalguense; asimismo, su programación artística y cultural contribuye a la formación de públicos para las artes, de manera incluyente con el propósito de propiciar valores que favorezcan la convivencia armónica.