En 1996, tras la desincorporación de Ferrocarriles Nacionales de México (FNM), la estación de trenes en Pachuca, ubicada en la calle de Mejía, s/n de la Col. Morelos, dejó de dar servicio como terminal. A partir de 1999, se convierte en el Centro Cultural del Ferrocarril, un espacio de recreación y acceso a la cultura; gracias a la adquisición del Gobierno del Estado de Hidalgo y a la intervención y custodia del inmueble por parte del Consejo Estatal para la Cultura y las Artes de Hidalgo (CECULTAH). En 2015, el Centro Cultural del Ferrocarril inició un proceso de restauración y remodelación para mejorar su funcionalidad sin quitarle la importante vocación histórica que tiene para los hidalguenses. A la fecha, el recinto alberga diversas actividades y eventos culturales emprendidos por la Secretaría de Cultura de Hidalgo y organizaciones independientes; en el mes de julio se lleva a cabo la Feria del Libro Infantil y Juvenil de Hidalgo, que al 2017 cuenta con 16 emisiones. En *** fue inventariada en el Catálogo Nacional de Monumentos Históricos Inmuebles del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) con la clave 130480010166. En ese documento se data la edificación de la estación de ferrocarril El Mexicano en el siglo XIX, dando cuenta de sus muros de cantera de 60 centímetros de ancho con plafón de duela, su cubierta de lámina galvanizada y teja de barro con su muy particular disposición inclinada a cuatro aguas. Las estaciones del ferrocarril en México, actualmente, forman parte del patrimonio cultural e industrial del país, pues son muestras inestimables de procesos tecnológicos que marcaron el desarrollo social y económico de su época. Infraestructura: Auditorio con capacidad para *** asistentes (con accesibilidad universal) Sala de espera 2 salones para talleres 2 áreas para sanitarios Andenes adaptados con tomas de corriente eléctrica Vagón Locomotora 3033