Este recinto bibliotecario se fundó el 7 de junio de 1984 como parte de la Red Estatal de Bibliotecas Públicas, con la finalidad de brindar acceso gratuito a la información, el conocimiento y la recreación de los hidalguenses. El primer antecedente de esta biblioteca data del año de 1933, cuando el gobernador Ernesto Viveros crea la Biblioteca Pública del Estado, en el edificio del Teatro Bartolomé de Medina en el centro histórico de la ciudad de Pachuca. Después de 18 años se acondiciona el ex convento de San Francisco para dar cabida al fondo que reunía un acervo aproximado de 5 mil ejemplares. En la década de los ochenta se traslada la colección al edificio del Río de las Avenidas, de la Colonia Periodistas, donde permaneció durante 22 años, como parte de la red estatal de bibliotecas públicas. El 18 de mayo de 2007 es inaugurado el nuevo edificio de la Biblioteca Central del Estado de Hidalgo Ricardo Garibay en el Parque Cultural David Ben Gurión, por el Gobernador Miguel Osorio Chong acompañado por la Secretaria de Educación Pública Josefina Vázquez Mota y la Directora General del Consejo Estatal para la Cultura y las Artes, Lic. Lourdes Parga Mateos, el recinto ocupa una superficie de 4560 m2, diseñado para atender simultáneamente hasta 700 usuarios, es una de las bibliotecas públicas más modernas del país y se encuentra a la vanguardia de los servicios que presta. La Biblioteca Central del Estado al igual que otras bibliotecas mexicanas, reúnen lo mejor de los modelos vigentes, por un lado la concepción europea con un énfasis en la vocación para conservar legajos, libros antiguos y documentos, que la convierten en centro de investigación como una auténtica biblioteca, y por otro lado la concepción anglosajona más influida por el libre acceso a la información, preocupada por su uso óptimo y la máxima difusión que privilegia la extensión bibliotecaria y el vínculo con la comunidad.